El Proyecto

La palabra Territorio sugiere la delimitación de un lugar, pero, más allá de eso revela las diversas expresiones de la interacción humana con el medio donde se habita. Retomando ese principio, el proyecto “Territoriar” tiene la intención de promover la calidad de la educación y la permanencia a la escuela, mediante la asistencia de la comunidad a la resignificación de espacios pedagógicos del Primer Ciclo de la Enseñanza Primaria de escuelas públicas del país, tomando en cuenta la convivencia, la humanización, el lúdico-educativo, la investigación y el sentimiento de pertenencia territorial.

Desarrollado por el Centro Marista de Protección de la Infancia, el proyecto “Territoriar” reconoce que los ambientes escolares pueden inspirar nuevos aprendizajes y actuar como un educador. Al incorporar en su composición la manifestación de colores, sonidos, olores y objetos, juntamente con los educandos, sus familias y los educadores, contribuye para el desarrollo integral del niño por estimular la creatividad, la autonomía, la afectividad, la asistencia, la interacción social y las expresiones de los distintos lenguajes del niño.

Basado a las directrices acerca de Infraestructura Escolar dispuestas a la estrategia 18 de la meta 7 del Plan Nacional de Educación (PNE-MEC) y a la experiencia de la Red Marista de Solidaridad con un currículo con enfoque a los derechos, el proyecto actuará en Cuiabá, Várzea Grande (MT), São Paulo (SP), Almirante Tamandaré, Colombo, Paranaguá (PR), y São José (SC), incorporando la escucha y la asistencia de toda la comunidad escolar, incluso niños, familiares, educadores, gestores, voluntarios, representantes de la Secretaría Municipal de Educación y demás entidades del Sistema de Garantía de Derechos.